Bracket cerámico

Bracket cerámico

 

Muchas personas recuerdan aún lo mal que lo pasaron durante su adolescencia con los temidos y odiados aparatos dentales. Esas estructuras metálicas que unían los dientes y que debía llevar durante varios años se convirtió en una pesadilla para muchas personas. Al menos hasta ahora. Y es que actualmente gracias a otro tipo de tratamientos ortodonticos como el bracket cerámico esto ya ha pasado la historia.

 

El bracket cerámico es una de las mejores alternativas a los tradicionales brackets de metal. Suelen ser igual de efectivos como estos. Sin embargo, son mucho más discretos y puede parecer una ortodoncia invisible. Con esto, este tipo de ortodoncia son ideales para aquellas personas que quieren mantener en cierta forma su sonrisa incluso con un aparato dental.

 

Ventajas del bracket cerámico

 

El bracket cerámico tiene un gran número de ventajas en contraposición a los tradicionales brackets de metal. Una de las principales es que gracias a este material de cerámica, suelen resultar casi invisibles y poco perceptibles a simple vista. Por ello, este es el motivo principal por el que este tipo de tratamientos ortodonticos son los más elegidos entre las personas más jóvenes que no quieren ver su sonrisa metalizada.

 

Pero esta no es la única ventaja del bracket cerámico. Y es que otro de los beneficios de este tipo de tratamiento dental es que causa una menor irritación en las encías que los aparatos dentales tradicionales. Esto se debe a la alta comodidad y al hecho de que producen menos rozaduras al ser un material mucho menos gasto que los anteriores.

 

Otra de las ventajas del bracket cerámico es que se trata de un material con mucha resistencia. Y es que a pesar de ser un material frágil, lo cierto es que la cerámica es muy resistente en este tipo de aparatos por lo que no suele romperse tan a menudo.

 

En cuanto al modo y el tiempo de tratamiento, lo cierto es que el bracket cerámico es muy similar a los brackets de metal tradicionales. Por ello, todo dependerá de cada paciente en concreto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *